Ocio y nuevos saberes para ampliar horizontes

Como cada verano, el centro de Cepaim en Murcia ha llevado a cabo las Aulas de Creación Artístico-Científicas destinadas a público adolescente del municipio, cuya programación se impulsa desde el proyecto Periferia-S con la financiación de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social de la Región de Murcia.

Las actividades organizadas este año, manteniendo su carácter formativo y de ocio saludable, han tocado temas tan diversos como la arteterapia, la ornitología, el reciclaje o la robótica; se trataba de cumplir con todas ellas el objetivo de favorecer el aprendizaje de nuevas áreas y disciplinas entre las personas participantes, pero también perfeccionar el idioma, desarrollar habilidades sociales y construir vínculos entre iguales. En total, han sido cuatro las acciones enmarcadas en su programación, llevándose a cabo una de ellas en la sede de Cepaim del murciano Barrio del Carmen y tres en el Centro Comunitario Intercultural La Estación de Beniaján.

El taller “Robótica y Programación” ha sido la propuesta realizada en El Carmen del 4 al 7 de julio, con el apoyo de la academia tecnológica Conectados. Con ella, una docena de participantes se han iniciado en el mundo de la programación de juegos por ordenador y también pudieron crear sus prototipos de robot.

Programación de juegos por ordenador
Acercamiento lúdico al mundo tecnológico a través de la robótica

En el CCI La Estación, las tres acciones formativas se han dirigido a las personas participantes en las colonias urbanas de Caixa Proinfancia y a grupos del Programa 13/17. El centro comunitario se ha convertido todo este mes de julio, por vez primera y gracias al trabajo en red que se viene tejiendo entre instituciones, en el espacio de referencia donde adolescentes de ambas escuelas de verano han compartido vivencias y actividades. Las Aulas de Creación de 2022 han venido a reforzar y ampliar, por tanto, la programación de dichas escuelas, ofreciendo diversión y entretenimiento a más de 40 chicos y chicas.

En primer lugar se organizó el taller “Nuestros amigos invisibles”, dedicado a conocer diversas aves propias de la zona gracias a la colaboración de un ornitólogo local, Mauricio Ruiz. La experiencia contó con una charla formativa y una interesante salida interpretativa a lo largo de la Vía Verde de la Cordillera para identificar, bien por el tipo de sonido que emiten o por su forma de volar, a algunas de las especies que la frecuentan.

Charla durante el taller «Nuestros amigos invisibles»
Salida interpretativa para la observación de aves en la Vía Verde

Otro de los talleres, denominado “Identidad / Diversidad” e impartido por la artista Inma Latorre, se dirigió a explorar la identidad individual con una propuesta lúdica basada en técnicas de arteterapia y, desde ahí, promover, acoger y reflexionar también sobre la diversidad en lo colectivo. Utilizando distintas dinámicas a lo largo de las sesiones, el grupo participante se fue adentrando en la técnica del collage, de la escultura en arcilla y del mural como medios para la expresión artística y emocional.

Collages elaborados en «Identidad / DIversidad»
Exposición de trabajos de los participantes

Por último, las Aulas de Creación de este año han contado con la participación de Sandra Fernández, fundadora y creadora de “Menor Plastic”. Los chicos y chicas asistentes conocieron de primera mano la trayectoria de esta emprendedora que ha sabido aunar en su empresa concienciación medioambiental, sostenibilidad, reciclaje y creatividad en favor de uno de los ecosistemas más frágiles y deteriorados de nuestro entorno: el Mar Menor.

Ocio y nuevos saberes para ampliar horizontes. El de una juventud que ya está labrando su futuro en sana convivencia.

Sesión formativa con Sandra Fernández de «Menor Plastic»

Una de abejas

El trabajo comunitario que se desarrolla en los territorios de intervención de Cepaim, da como resultado la puesta en marcha de actividades conjuntas con entidades de los mismos, poniendo de relieve la importancia de las redes de colaboración que se tejen en nuestros barrios y ciudades en favor de la ciudadanía. Así ha ocurrido en Beniaján, en este caso, con la Escuela de Educación Infantil La Naranja, centro educativo para el que se ha diseñado la actividad “Una de abejas” en el CCI La Estación.

Esta actividad ha sido una propuesta de Periferia-S que venía a complementar un proyecto educativo impulsado y desarrollado desde el colegio durante el segundo trimestre escolar que ahora termina, dedicado al mundo de los insectos en general y a las abejas en particular. El universo de las abejas, sus cualidades y beneficios en favor de nuestro ecosistema, ha centrado también las actividades organizadas en el marco de la Semana Cultural de La Naranja. Y también han sido las abejas las protagonistas de la jornada vivida en La Estación el pasado 7 de abril, con la asistencia de todo el alumnado del colegio.

Esa mañana, en el centro comunitario fueron recibidos los más de 60 niños y niñas que cursan educación infantil en La Naranja, organizando en las instalaciones de Cepaim diversas paradas en las que, por grupos, pudieron conocer de una manera lúdica la importancia de estos insectos. En una de las paradas se proyectaban audiovisuales temáticos de dibujos animados. En otra, se pudo dar rienda suelta a la creatividad, pintando abejas con las que se fue componiendo un mural convertido en enjambre multicolor. La tercera parada proponía una dinámica que consistía realizar un circuito que replicaba el proceso de recolección de polen, en el que no faltaban referencias a las amenazas que sufren las abejas convertidas en obstáculos a lo largo del recorrido. Y, por último, dos apicultores cargados con todo su instrumental de trabajo, ofrecieron una breve charla al público infantil que terminaba con la degustación de rica miel procedente de colmenas de nuestra zona. Además del personal técnico de La Estación y de las maestras responsables de los grupos, para dinamizar la actividad se contó con la colaboración de personas voluntarias.

El resultado fue una mañana divertida, amena y enmarcada en la maravillosa primavera murciana a la que ya hemos dado la bienvenida… pero dotada igualmente de contenidos y con el carácter de sensibilización medioambiental que también se impulsa desde La Estación. Trabajo en red y concienciación de la ciudadanía desde la infancia: pilares básicos del proyecto Periferia-S de Cepaim, que financia la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social de la Región de Murcia.

Microacciona: sumar inquietudes para multiplicar las emociones

La quinta edición del festival Microacciona, celebrado en Beniaján durante los pasados meses de noviembre y diciembre, ha vuelto a poner de manifiesto el enorme rendimiento social que este tipo de experiencias aportan al lugar donde se celebra y a la ciudadanía a la que se dirige. El beneficio repercute especialmente en el creciente número de personas y entidades implicadas en cada una de las acciones que se llevan a cabo, protagonizando procesos de reconocimiento y reflexión cada vez más interesantes acerca de la sociedad que estamos construyendo. En todos ellos, el arte sigue siendo el eje conductor, la excusa para llegar al contenido apelando a las emociones. Desde el Auditorio de Beniaján (Ayuntamiento de Murcia) y el Centro de Desarrollo Comunitario “La Estación” (Fundación Cepaim), como entidades organizadoras y tejedoras de esa red de trabajo continuado en el territorio en el que se imbrica Microacciona, se traslada el éxito de participación y resultados alcanzados con la convocatoria de 2019.

Cinco han sido los proyectos desarrollados en esta ocasión, cumpliendo todos ellos de forma elevada con los criterios en los que se cimienta el festival: partir de un conocimiento de la realidad o de necesidades detectadas en el territorio de actuación, contar con la participación e implicación de colectivos de Beniaján, abordar temáticas sociales de calado, utilizar las disciplinas artísticas como herramienta para la mejora social, además de aportar valores culturales, innovadores y creativos a la experiencia.

La primera microacción en ponerse en marcha fue “Malas Hierbas”, una propuesta de La Trans-Educativa dirigida por las artistas Alba García y Paloma Navarro. Se trataba de unir en este caso patrimonio inmaterial, nuevas tecnologías y la sensibilización con el medio ambiente, teniendo como hilo conductor la transmisión intergeneracional de características y propiedades beneficiosas que poseen varias plantas autóctonas de nuestro entorno, esas mal llamadas malas hierbas que se vienen utilizando secularmente en la cocina o como remedio natural. Se organizó en tres sesiones: la primera en el Centro de Mayores “Dolores Tomás”, para escuchar la voz de la experiencia y recoger el uso tradicional que se ha dado a las mismas; la segunda en el CEP Monteazahar, concretamente con alumnado de 5º de primaria, para que conocieran la información de cada especie trabajada y, con ella, elaborar geocaches en los que también se incluyeron cianotipias realizadas en el aula;la tercera sesión, de carácter abierto, tuvo lugar el 30 de noviembre y consistió en una mañana divertida que transcurrió en el entorno de La Estación, tratando de encontrar esos “cofres del tesoro” mediante una aplicación móvil tras haber sido escondidos estratégicamente a lo largo de la Vía Verde.

“Son-risas compartidas” fue la apuesta de Ayeklauwn para este festival y contempló también dos partes diferenciadas. La primera consistió en un taller formativo para personas en situación de refugio que se encuentran actualmente en nuestra zona, desarrollado en La Estación durante los días 20, 22 y 27 de noviembre. Durante esas sesiones se introdujo a los participantes en el mundo del clown, realizando juegos y dotándolos de herramientas que luego se pusieron en práctica en la segunda parte de esta microacción, que tuvo lugar el 29 de noviembre en el IES Beniaján. El patio del centro se transformó en un simbólico campo de refugiados, ambientación en la que medio centenar de alumnos y alumnas de 4º de ESO compartieron dinámicas con refugiados reales. La experiencia, absolutamente potente y rompedora de barreras, sirvió para promover la concienciación colectiva sobre la situación que atraviesan estas personas desde que dejaron forzosamente sus países de origen, así como para vivenciar la facilidad de conectar con ellas cuando usamos un lenguaje tan simple y universal como es la sonrisa.

Casi paralelamente arrancó la microacción “Cine y memoria”, destinada en este caso a personas jóvenes interesadas en sumergirse en una experiencia cinematográfica colaborativa que abordara alguna realidad o visión sobre Beniaján. El taller, dirigido por el profesional Lázaro Cruz y teniendo como base de operaciones el Auditorio Municipal, se prolongó durante tres intensas sesiones en las que se introdujo a los participantes en el proceso que va desde plantear una sinopsis hasta la edición, pasando por la elección de tomas y el propio rodaje. El trabajo desembocó en la realización de un corto que viene a denunciar la proliferación de locales de apuestas en las cercanías de centros públicos, incluso educativos, en Beniaján.

El domingo 1 de diciembre fue la fecha elegida para materializar la intervención artística propuesta por Leitmotiv-Movement. “Mur-acciona” consistió en realizar un mural que reflejara árboles representativos de las distintas culturas que conviven en nuestro pueblo, simbolizando un bosque que florece y resiste en armonía, haciendo un símil con la población diversa residente en Beniaján. Para ello, se realizaron previamente sesiones de toma de ideas para contar con las aportaciones de colectivos y gentes de diferentes procedencias. También se trataba de rehabilitar visualmente una zona de la pedanía susceptible de esta intervención y, finalmente, el lugar elegido fue un muro de la sede de la Peña Huertana El Azahar recayente al jardín contiguo. En la realización de la obra, diseñada por la artista Esther López, participó una veintena de personas de todas las edades que, además de los pinceles y brochas, compartieron viandas en torno a una misma mesa a lo largo de toda la jornada de convivencia.

El cierre del festival lo puso “Beniaján en vela”, propuesta de la Coral Via Musicalis a la que se fueron sumando numerosos colectivos del territorio, desde la asociación de comerciantes COBE y empresas de la zona, hasta el Casino de Beniaján y la Asociación de Vecinos, convirtiéndose en todo un evento de enorme repercusión. Especialmente significativa fue la participación de la Asociación Beto y del vecindario del barrio de San Roque en las labores decorativas de las calles de esta parte del casco histórico del pueblo, verdaderos protagonistas de la experiencia. También el alumnado del CEIP Ntra. Sra. de la Fuensanta contribuyó con las luminarias realizadas en el colegio los días previos, al igual que el Centro de la Mujer “8 de Marzo” quiso adornar otro de los rincones. Se colocaron finalmente unas 7000 velas a lo largo del recinto y se establecieron seis enclaves donde hubo actuaciones artísticas y musicales de forma ininterrumpida. Además de las voces de Vía Musicalis, se pudo disfrutar de las corales del IES Beniaján y de la Agrupación Musical de Beniaján, así como de las piezas interpretadas por Piano Wind Quintet de esta última institución. También participó el coro y rondalla de la Peña Huertana La Parranda, la aplaudida Chirigota de Beniaján y, como contribución por parte de la Asociación Juvenil Cordillera Sur, estuvo el intérprete Dukka y se puso en escena una obra de microteatro a cargo de la compañía Jake el Perro. También hubo espacio para el baile con la participación de la Asociación Aldanzar, la aportación intercultural de Aires de Colombia y el grupo de danza oriental dirigido por Irene Luna. Y otro de los espacios se llenó de juventud y exhibición deportiva gracias a los distintos grupos del Club de Gimnasia Rítmica Junta Municipal de Beniaján. Más de 1500 personas atestaron el recinto durante las tres horas que duró la actividad. El éxito obtenido y el buen sabor que deja esta experiencia en la zona de intervención y en todo el pueblo de Beniaján, anima a repetir el próximo año pero ya como un evento independiente.

Microacciona culmina una edición más con el compromiso de seguir incidiendo en la ciudadanía a la que sirve y para la que fue diseñado, pero también postulándose como ejemplo de intervención en un territorio, estrechando lazos entre sus instituciones y sobre todo entre las personas.

El alumnado del CEIP Ntra. Sra. de la Fuensanta camina en favor del Medio Ambiente hasta La Estación

La Estación de Beniaján recibió el pasado viernes, 12 de abril, al medio millar de alumnos y alumnas del CEIP Ntra. Sra. de la Fuensanta en una jornada de encuentro y convivencia en favor del medio ambiente, con la Vía Verde de la Cordillera como protagonista.

El evento fue organizado por el centro educativo en colaboración con el centro de desarrollo comunitario de Fundación Cepaim en Beniaján, iniciándose con una marcha por el recién inaugurado corredor peatonal y ciclista que discurre por la localidad, muy próximo además al recinto escolar de La Fuensanta. La caminata partió desde el colegio y llegó hasta La Estación, donde se produjo un acto de bienvenida a toda la comunidad escolar por parte de la Coordinadora del Centro de Fundación Cepaim en Murcia, de la directora del centro educativo y del alcalde pedáneo de Beniaján. Fue entonces cuando una representación del alumnado hizo entrega al alcalde de un escrito con sugerencias y aportaciones recogidas por los niños y niñas para mejorar el pueblo en materia de medio ambiente, como incidir en la limpieza de calles, plazas y jardines, o incorporar un itinerario ciclista local cuyo diseño también había sido trabajado en las aulas. Otra aportación fue la colocación esa misma mañana de una placa con normas y sugerencias de uso de la Vía Verde, igualmente propuestas por el alumnado, quedando visible desde el corredor. Por su parte, la Junta Municipal entregó una mochila de recuerdo a los niños y niñas participantes.

Tras el almuerzo, personal técnico y voluntario de Cepaim organizó una serie de talleres y actividades en La Estación, por los que fueron pasando de forma rotatoria los grupos de escolares: proyección de audiovisuales con temática medioambiental, juegos sobre reciclaje y decoración de la valla del centro comunitario con elementos realizados por el alumnado con materiales reciclados, formando el lema “VI(D)A VERDE”. Se contó además con la colaboración del profesorado y de padres, madres y familiares que quisieron sumarse al evento. Tampoco faltó la música y el baile en una jornada llena de alegría y buenos deseos en favor de la Naturaleza y de unas ciudades cada vez más sanas y limpias, un horizonte que sólo alcanzaremos con el compromiso de las instituciones y, sobre todo, de cada una de las personas que poblamos el planeta, empezando por el lugar que habitamos en nuestro día a día.

El regreso al colegio se hizo de nuevo por la Vía Verde, finalizando así uno de los eventos más participativos que se recuerdan en La Estación, enmarcado en el proyecto “Periferia Sur” que financia la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Región de Murcia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies